Vía Cambao – Manizales, un desacuerdo que parece no tener fin


Se inició un recorrido de esta supuesta vía 4G de 256 kilómetros, que busca comunicar de manera efectiva la región del Magdalena Centro con los municipios del norte del Tolima y Manizales.


Su construcción se aprobó desde mediados de 2.015 con un presupuesto de 1,33 billones de pesos y se anunció como fecha de entrega el mes de julio de este año, pero la verdad es que desde el sector de La Esperanza en el acceso al Nevado del Ruíz hasta Murillo en el Tolima, la vida de quienes se atrevan a cruzar esta carretera corre un serio peligro.


Las primeras 4 horas del trayecto desde la capital caldense son un deleite a los sentidos por el hermoso paisaje de páramo que se puede divisar; frailejones, vegetación única, cañones interminables y cascadas de agua cristalina en cada curva. Pero si se viene a buscar ese corredor de progreso para la región, la decepción es inmensa.


Sólo se puede transitar por el lugar en un campero, pues los huecos de la vía, que además está llena de piedras, son tan grandes que un vehículo tipo automóvil podría sufrir una avería muy seria de caer en uno de ellos, y si están llenos de agua se convierten en una laguna de la que difícilmente se puede salir.


Tras 240 minutos de camino, en los que son innumerables las casas abandonadas, por fin hay contacto humano. Aparece un joven que debe llevar la leche a lomo de mula durante más de una hora, hasta que logra llegar a la insufrible vía.


Es Cristian Cortés, quien sin perder la sonrisa admite que jamás ha visto una sola máquina trabajando en el mantenimiento de la carretera y que nunca ha escuchado hablar de la posibilidad de que se convierta en una de última generación.


“ De aquí en adelante toda la carretera es así. Cuando hace verano uno se puede demorar una hora y media para llegar a Murillo, pero si hace invierno ya la cosa se pone fea.


Casi no se ven carros por aquí, escasamente los que nos recogen la leche o la papa y un bus que pasa con unos poquitos pasajeros que van para Manizales.”


Lea También: Vía Girardot- Honda- Puerto Salgar, lista en mayo


Justo en ese momento llega Cesar Augusto Colorado, quien sube a recoger la leche para llevarla a Manizales y dice con tristeza que arribar hasta allí por el producto es una misión cada vez más arriesgada, pues su camioneta casi siempre acaba en un taller porque las pésimas condiciones del camino terminan pasándole factura.


“ Me gasto 4 horas desde Manizales hasta aquí para recoger la leche y con la carretera en tan malas condiciones me arriesgo a sufrir un daño en la camioneta que me cueste entre 150.000 y 200.000 pesos.


Supuestamente esta vía ya debería estar pavimentada pero no hay nada. Cada año es el mismo cuento de que ya están midiendo y que pronto se iniciarán las obras, pero las condiciones son aún peores.”


Seguiremos en este recorrido en Caracol Radio para conocer el sentir de los habitantes de esta hermosa pero inaccesible zona, que es muy cercana a una de las grandes maravillas de Colombia como lo es el Volcán Nevado del Ruíz, pero que parece estar cada vez más lejos de conectarse con una ciudad como Manizales a escasos 30 kilómetros, tanto que parecen ser seres de otro mundo, colombianos como nosotros pero que viven en otro país.



0 vistas
  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada