Preocupante balance ambiental para el norte del Tolima


Cortolima informó que la reciente temporada de incendios forestales dejó graves afectaciones en zonas de conservación de ecosistemas estratégicos. Según la ingeniera Alexandra Botero, en Alvarado los predios Vallecita y La Guayaba que están ubicados en la vereda La Pedregosa, se incineraron en un 99%.


“No solo se afectó la flora, fauna y el recurso hídrico, sino toda su estructura, los aislamientos para evitar que el ganado ingrese”. La importancia de esta área es que por ahí pasa la quebrada Vallecita, que llega al afluente La Caima, recurso que beneficia a los habitantes de las veredas La Tigrera, La Pedregosa y el casco urbano de Alvarado.


En Venadillo hubo daños en 17,8 hectáreas de la reserva forestal Las Damas en la vereda Malabar, ecosistema que protege las aguas de la quebrada Galapo fuente que surte el acueducto veredal y desemboca en el río Venadillo.


“El predio Espejo de Meseta en un 98%. Las afectaciones ambientales son en la fauna con todas las especies que allí habitan tales como ardillas, guatines, aves y reptiles.


“Y en la parte de flora todos los árboles que datan de más de 10 y 15 años, las afectaciones son muy graves y de muchos años de recuperación”, explicó Botero.


En total son 426 hectáreas, que dejaron de prestar sus servicios ambientales con ocasión a las conflagraciones que en su mayoría fueron provocados por prácticas irresponsables humanas mal llamadas ‘quemas controladas’.

0 vistas0 comentarios