Precio del café vuelve a colapsar


"El precio del café tampoco repunta este año. El mejor valor que nos han pagado oscila entre los $67 mil y $70 mil por arroba. Esto muestra que ya estamos perdiendo plata, pues el cálculo de la recogida de una arroba ascienda a los $80 mil".


El reclamo es de Wilmar Antonio Tabares, cafetero de la vereda Guacas, quien insiste en que aunque tiene un buen manejo del grano en su finca, La Paola, estos costos de producción se elevan, pues incluyen desyerba, fertilización, abono, recolección, beneficio y transporte.


Felipe Rivas, productor grande de Chinchiná, también estima que ese valor se trepa a los $86 mil, ya que tiene mayores costos por la contratación de mano de obra.


Precio del café vuelve a colapsar


Petición


Esta problema de bajos precios, tanto de los pequeños como medianos y grandes productores, llevaron ayer al Comité de Cafeteros de Caldas a emitir un comunicado nacional, en el que expresa su preocupación por el descenso que se registra, frente a los altos costos de los insumos.


"Los productores no cuentan con recursos para atender su actividad por la grave situación que atraviesan y se hace necesario atender de manera urgente la fertilización de los cafetales a corto plazo. El Comité hace un llamado a los órganos directivos de la Federación y al Gobierno Nacional para que exploren medidas de apoyo a la mayor brevedad", dice el informe.


Sobrecostos


Las alertas aumentaron ayer, ante la caída de precios por debajo de los $700 mil por carga de 125 kilos. El precio se ubicó en los $696 mil, cifra que no se veía desde el 1 de octubre del 2018.


Mientras tanto el precio en la bolsa de Nueva York se ubicó en 1 dólar por libra, contra cifras por encima de los 1,30 dólares y 1,40 dólares que se reportaron el año pasado.


En contraste, los precios de los fertilizantes se dispararon, caso la úrea, el cloruro de potasio y el DAP, con aumentos de hasta en 27%, justo ahora que se necesita abonar.


Hoy un bulto de fertilizante de 50 kilos cuesta cerca de $80 mil contra unos $63 mil hace un año. "Eso demuestra que estamos en otro año complicado, no por el fenómeno de El Niño, sino por el impacto en precios, a pesar de las buenas floraciones que tenemos", sostiene Marcelo Salazar Velásquez, miembro del Comité de Cafeteros.


"Es increíble que que hoy un dólar por encima de los $3 mil no sirva, simplemente porque la industria del café sigue siendo inequitativa con los productores", criticó.


Sin ayudas


Otro problema complicado que ven los cafeteros es que la famosa ayuda, conocida como Incentivo Gubernamental para la Equidad Cafetera (IGEC), ya no existe. Esta consistía en entregar una apoyo de hasta $25 mil por carga de 125 kilos, si el precio caía por debajo de los $700 mil.


Sin embargo, como solo se utilizaron cerca de $4 mil millones el año pasado, el Gobierno decidió, ante la petición de los mismos cafeteros, destinarlos para un Fondo de Estabilización de Precios.


"Esos $96 mil millones quedaron congelados para el Fondo; sin embargo, eso no quiere decir que el Gobierno vaya a parar las ayudas a los cafeteros", confía el gerente de la Federación de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo.


Sin embargo, reconoce que no existe la certeza con respecto a si se pueden utilizar, por lo que habría que mirar si jurídicamente existe esa posibilidad para devolverlos como un apoyo a precios. En Caldas la petición es que se reverse la medida y se utilicen para ayuda de precios.


El objetivo de la Federacafé es discutir estos problemas de precios en la reunión de países productores que se efectuará en marzo en Kenia (país del este africano) y en julio el segundo foro en Brasil.


Desde Caldas, el llamado es que se organice un comité extraordinario, con ministros y delegados del Gobierno, con el fin de tomar medidas urgentes frente a otro año calificado como gris.

Renovación


Otra petición que le hizo la Federación de Cafeteros al Gobierno es fortalecer las ayudas para renovación, ante la meta que tiene el Gobierno de mejorar 100 mil hectáreas por año.


En los últimos años no se logró, y el año pasado la cifra cerró en 82 mil hectáreas.


Según Vélez Vallejo, esa renovación tendría un valor estimado de unos $80 mil millones, por lo que de estos recursos se necesitarían como mínimo unos $30 mil millones en mecanismos de apoyo como un incentivo de renovación y créditos blandos.


Las razones de la caída


* Según la Organización Internacional del Café (OIC) y la Federación de Cafeteros, parte de los problemas se deben principalmente a la sobreoferta mundial que hoy se tiene, con producciones que podrían alcanzar los 167,47 millones de sacos para el año cafetero 2018/19. Esa cifra superaría el consumo mundial, que, según cálculos, será de 165,18 millones de sacos.


* Solo Brasil, el principal productor del mundo, produciría unos 61,7 millones de sacos, de acuerdo con el cálculo más reciente de la Compañía Nacional de Abastecimiento de Brasil (Conab).


Vietnam, el segundo productor, descendería por debajo de los 30 millones de sacos y Colombia, el tercero, se mantendría en el rango de los 14 millones de sacos.


* Se suma la intervención de los especuladores, que presionan los precios de la Bolsa hacia abajo.


Frase


"No creí que la bolsa volviera a bajar por debajo de un dólar, pero uno ve que los fondos de inversión, montados en reportes de mejor clima en Brasil volvieron a afectar la bolsa y no hay un gran comprador que haga contrapeso a esa presión de venta".


Gerente de la Federacafé, Roberto Vélez Vallejo


Con Información de La Patria

  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada