Pocas dosis para empezar vacunación contra la covid-19 preocupan a Cadas


El Santa Sofía es el referente de los hospitales públicos en Caldas. Cuenta con cerca de 900 empleados. De ellos 200 son médicos, entre generales y especialistas. El centro asistencial recibirá 100 de las primeras 990 vacunas contra la covid-19 que llegarán a Manizales. Es decir, arrancará el proceso con solo 50 personas, ya que cada una recibirá dos dosis.


La cifra de 990 dosis de entrada se antoja mínima. Por ejemplo, el secretario de Salud de Manizales, Carlos Humberto Orozco, ha dicho que la ciudad requiere de 630 mil en el propósito de alcanzar el 70% y garantizar la inmunidad de rebaño.


Al país llegó ayer el primer lote de 50 mil. Carlos Mario Marín, alcalde de la capital caldense, advierte que con esa primera tanda no alcanzará para atender, rápidamente, al personal de salud que está en primera línea contra el coronavirus en UCI y en urgencias.


El gerente del Santa Sofía, Carlos Alberto Piedrahíta, comenta: “Los médicos de Manizales se sienten frustrados ante la no llegada oportuna. “Ellos han entregado días y noches. Hoy, 13 meses después de iniciar la pandemia, no la han aplicado en el país, cuando ya se fabrican, se distribuyen y aplican en muchos países las de varias farmaceúticas”.



Lento


De acuerdo con el ministro de Salud y Protección, Fernando Ruiz, a las 50 mil dosis que llegaron ayer, de la farmacéutica Pfizer, se sumarán otras 50 mil la semana próxima y luego 100 mil cada semana. Las siguientes serán las de Sinovac y Astrazeneca, entre la primera y segunda semana de marzo, para un total de un millón 600 mil.


El gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, espera que lleguen 731 mil 858 dosis para dos etapas. La primera será con 282 mil 408 dosis y la segunda con 449 mil 450 para la segunda. Alcalde y gobernador coinciden en que en la región ha hecho un gran esfuerzo para estar lista en la ejecución del Plan Nacional de Vacunación contra el coronavirus. “Estamos con un gran diagnóstico departamental, preparando la red de frío para que las vacunas lleguen a todo el departamento”, manifiesta Velásquez.


Gerson Bermont Galavis, exdirector de la Territorial de Salud de Caldas y actual director de Promoción y Prevención del Ministerio, explica que la distribución es de acuerdo con recomendaciones del Ministerio, que incluye municipios con más camas UCI, IPS de mayor a menor número de camas, equilibrio público y privado y lo que el territorio considere de valor estratégico.


En el caso de Caldas, la repartición le corresponde a la Territorial. Su director, Carlos Iván Heredia, ha manifestado que la vacunación comenzará por Manizales, ya que tiene el 44% de los adultos mayores del departamento y la mayor parte de los 2 mil 337 profesionales de salud, incluidos los de UCI y urgencias.



Con cadencia


Juan Felipe Valencia, director científico del SES Hospital Universitario de Caldas, comenta: “Si bien nos hubiera encantado que el número fuera mayor, recibimos las vacunas con positividad desde la perspectiva del Hospital. Ahora lo que debe interesarnos no es tanto el número inicial de vacunas, si no la cadencia o el ritmo con el que lleguen”.


Añade que las que lleguen deben recibirse con optimismo, pensando que cualquier propósito o tarea tiene un primer paso. “Así sean pocas, motivados vacunaremos a nuestro personal de primera línea”.


Valencia agrega que no sabe cuántas dosis les entregarán. Calcula que sea una décima parte de ese valor (10% de 990): “Para aplicarla, además de utilizar los criterios del Ministerio de Salud, haremos una justicia distributiva. Es decir que, cualquiera de las personas que trabajan en las áreas priorizadas, van a tener la misma posibilidad de ser seleccionadas en ese primer grupo. Bien sean médicos, enfermeros, servicios de aseo, etc”.


Carlos Montoya, pediatra en la ciudad, se suma a las voces de preocupación por considerar que la cifra es preocupante y que no alcanzará para todo el personal de la salud.


“Es más, uno como médico quisiera que todo el mundo se pudiera vacunar. El panorama es triste, si se tiene en cuenta que en otros países como Inglaterra ya tienen unas 15 millones de personas vacunadas”.


El pediatra afirma: “Estamos en riesgo, seguirán cayendo profesionales como la enfermera Cándida Rosa Castañeda (su esposa)". Coincide en el llamado que hacen el alcalde y el gerente del Santa Sofía: “Esto debe llamar a que se hagan, cada vez, más esfuerzos para que todas las personas puedan recibirla”.


Tomado de La Patria

1 vista0 comentarios