PLACAS HUELLAS EN MANIZALES Y VILLAMARÍA CONSOLIDAN EL SUEÑO DE INTEGRACIÓN CENTRO SUR DE CALDAS


El sueño de integración de la subregión Centro Sur se consolida con nuevas obras en las vías. Este fin de semana el gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, inauguró tramos de placas huellas en Villamaría y visitó los avances de la pavimentación entre este municipio y el centro poblado Llanitos, obras que conectan a los habitantes del sector rural con las zonas urbanas y fortalecen el progreso, gracias a la mejora en transporte, turismo, desarrollo agrícola y ganadero.


Con una caminata que se inició en la vereda Llanitos, comitivas de la Gobernación de Caldas y la Alcaldía de Villamaría conocieron detalles de la pavimentación que va en cerca del 70%. Este proyecto de 1,6 kilómetros, financiado con recursos del Sistema General de Regalías, contempla la pavimentación de 120 metros de la vía de ingreso al colegio y 35 metros de una vía alterna existente, pensando en la descongestión vehicular.


Posteriormente, las veredas Miraflores, con 180 metros lineales de placa huella construídos; Nueva Primavera, con 184 metros, y Cuervos, con 210 metros fueron escenario de las entregas de segmentos. Así se renueva la red vial terciara, se multiplican las opciones de conectividad y transporte, además de que potencian las bondades turísticas del Paisaje Cultural Cafetero. La inversión total fue de 562 millones de pesos, financiados mediante convenio 1 a 1 entre la Gobernación de Caldas y la Alcaldía de Villamaría.


Vías, motivo de integración

“Hoy inauguramos cerca de 800 metros lineales de placas huellas en Villamaría. Venimos con el alcalde a decirles a todos los villamarianos que estamos comprometidos con el rural disperso del departamento de Caldas. Así como estas placas huellas, estamos construyendo 250 puntos en el departamento”, manifestó el gobernador.


Por otro lado, el secretario de Infraestructura de Caldas, Luis Alberto Giraldo Fernández, indicó que son casi 35 mil metros en todo el departamento, gestionados en llave con las administraciones municipales, aportes del Comité de Cafeteros y las comunidades. “Este fin de semana Manizales y Villamaría recibieron 2 mil metros de placas huellas, que benefician a cerca de 18 veredas, con las que se logran unas transformaciones muy significativas en desarrollo rural”, dijo.

Los habitantes del sector expresaron su agradecimiento con la pavimentación hacia Llanitos y las cintas de concreto. Hernán Yesid Duque Salazar, habitante de la vereda Cuervos, sector Zacatín, indicó que esto representa comodidad y seguridad al transitar, principalmente al movilizar los productos agrícolas, el transporte de los niños hacia las instituciones educativas y los desplazamientos hacia el vecino municipio de Chinchiná.


Por su parte, José Ulises Valero Aguirre, de la vereda Llanitos, comentó que ver el avance en la pavimentación es un sueño hecho realidad. “Estamos muy contentos con este progreso en la vereda, hay más flujo de turistas y las tierras se han valorizado. Creo que esto va a culminar de la mejor manera y estamos muy felices, tanto por el lado de Villamaría como por Chinchiná”.

0 vistas0 comentarios