Municipios del Tolima empiezan a sentir el impacto de una ‘cruel’ de sequía


El periodo de menos lluvias deja varias afectaciones en diferentes zonas del departamento, según información del Ideam hasta ayer se contaban 37 municipios en alerta roja por alta probabilidad de incendios forestales.


Igualmente, la ciudadanía debe soportar altas temperaturas en poblaciones como Armero – Guayabal (38,4°C), Guamo (38.2°C), Natagaima (37,8°C), Flandes (37,8°C) y Saldaña (37,6°C).



Preocupación en la ‘Meca del folclor’


El mandatario de Natagaima, David Mauricio Andrade Ramírez, indicó que su población está reclamando atención de las autoridades del orden departamental y nacional, pues el comienzo de un periodo de sequía que iría hasta marzo es “fuerte y crítico”.


Esto teniendo en cuenta que hay días en los que se alcanza los 40°C, situación que genera un impacto sobre la dinámica social y económica del municipio, “pero además hay un coletazo sobre el sector ganadero y agrícola”.


La fuerte ola de calor causa daños en cultivos como algodón, maíz y el arroz, del mismo modo, “los ganaderos se quejan por la falta de alimento para sus animales”.


Y en la zona rural, los acueductos veredales no pasan por su mejor momento, “pedimos el apoyo del Gobierno nacional, para invertir en estos acueductos y hacer manejo de las cuencas adecuadamente, por ejemplo, el acueducto interveredal de Yacó – Velú, en los últimos 30 años no ha recibido inversión en temas forestales para protección de la cuenca. “Llamamos la atención para que las autoridades le pongan el ojo a esto”.


Según Andrade Ramírez de los cinco acueductos veredales, este sería el de nivel más crítico y que genera intranquilidad, pues se estima que surte alrededor de cinco mil personas.


Teniendo en cuenta que en las veredas ya escasea el preciado líquido, la Alcaldía entrará a solicitar apoyo del Gobierno departamental para la movilización de carros cisterna.



Disminución en fuentes hídricas


El alcalde de San Luis, Guillermo Ignacio Alvira, contó que desde hace 10 días se ha aumentado bastante la temperatura, pasando rápidamente de 36 a 38°C e incluso a los 40°C.


“Por eso, los afluentes han bajado muchísimo, en Payandé ya se nos secó una de las quebradas que abastece el acueducto, en el casco urbano de San Luis ha disminuido entre tres y cuatro pulgadas el caudal del agua que llega a la planta de tratamiento.


“Pero ya estamos tomando acciones porque calculo que en 15 días, el municipio va a estar poco abastecido de agua y no quiero que nos tome desprevenidos, queremos estar preparados para este verano tan cruel, que nos toca afrontar”.


Ante el panorama, el viernes anterior se adelantó un consejo extraordinario de gestión del riesgo para evaluar la situación.



Alerta naranja en Honda


El mandatario, Richar Fabián Cardozo, explicó que el anterior sábado se adelantó un consejo municipal de Gestión del Riesgo, espacio en el que se declaró la alerta naranja, se aprobó el plan de protocolo para atender una posible emergencia y se identificaron los puntos que tienen más riesgo de ocurrencia de incendios. Asimismo, “se pusieron a disposición $19 millones en el Fondo Municipal de Gestión del Riesgo, que están para ser usados en el caso de una eventualidad”, explicó Cardozo. Entre las zonas vulnerables está la vereda Caimital, La Mesa de los Palacios, el cerro Cacao en Bellota y el sector de la Picota.


De otro lado, “el río Magdalena y el Gualí están con un caudal bajo tras las fuertes temperaturas. Nosotros nos abastecemos de la quebrada Padilla y del río Medina, en ambos afluentes tenemos concesiones de agua para consumo humano”; sin embargo, se estaría teniendo inconvenientes, pues de los 180 litros por segundo sobre los que se tiene permiso solo llega al municipio cerca de 90 litros por segundo, “al parecer, es porque al tubo (red de conducción) se han conectado de manera fraudulenta algunas personas”, ante el hecho, las autoridades harán un recorrido para indagar sobre la situación.


Y, en el tema de la subienda, el burgomaestre señaló que los peces ya se mueven por el río Magdalena, motivo por el cual, se esperaría el arribo a Honda en aproximadamente 15 días.

342 vistas0 comentarios