La estafa a 1.234 personas que involucraría a un Alcalde en Tolima


Este 22 de septiembre se conocerá fallo condenatorio. Afectados esperan recuperar su dinero.


Ha“Para qué –reclama–; para qué voy a pagar algo que no voy a disfrutar”.


Como Lizet, son 1.234 las personas que resultaron estafadas por un plan de vivienda de interés social llamado Balcones del Prado en San Sebastián de Mariquita, una pequeña población ubicada a 120 kilómetros de Ibagué. Y pese a que ya hay un proceso contra Rosa Ángela Gutiérrez Fairfoot, primera dama del municipio, la comunidad señala que detrás de todo esto también se encuentra el actual alcalde de la ciudad: Alejandro Galindo Rincón.n pasado 7 meses, tal vez 8, desde que Lizet*, una administradora de empresas de 29 años, tomó la decisión de no pagar más el préstamo que solicitó tres años atrás con una entidad bancaria.


Esta estafa se empezó a fraguar en el 2008. Gutiérrez Fairfoot anunció un programa de viviendas de interés social en un terreno de 1,5 hectáreas que había sido cedido por su esposo Alejandro Galindo por un total de 20 millones de pesos.


Se creó una asociación, llamada Balcones del Prado, que fue representada por Luis Carlos Gómez Vergara, presidente actual, y se empezó a difundir la propuesta entre los habitantes de la ciudad.


Una de las personas que escuchó sobre este tema fue Rodolfo Pérez, un docente de entrenamiento físico que soñaba con tener una casa propia en esta zona para disfrutar de ella en vacaciones.


“Eso fue el 4 de enero del 2016 –recuerda Rodolfo–; nos dijeron que como el lote era rural no se podían hacer escrituras en el casco urbano, por lo que teníamos que esperar a que la Alcaldía hiciera un cambio en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) para adquirir los papeles de la casa”.


Rodolfo convenció a su esposa, con quien hoy vive en Mosquera, Cundinamarca, y juntos pagaron 8 millones de pesos por el lote, lo cual parecía ser una excelente inversión, pero meses más tarde estallaría el escándalo.


Cada tres meses, los compradores de los terrenos se daban cita para conocer en qué iban las obras y cuándo podrían ver sus viviendas, pero a cada reunión llegaban más y más propietarios, lo cual llevó a levantar sospechas.


Yesmira Barahona, ama de casa de 52 años, asegura que en una de esas reuniones se enteró que su predio tenía 20 propietarios, lo cual quería decir que la asociación había revendido cada terreno una y otra vez. En total se vendieron 3.000 lotes cuando el espacio estaba destinado para 170.


“Yo me encontré con gente hasta del exterior que había comprado mi lote –señala Yesmira–. Por ese terreno pagué 2’500.000 pesos y necesito que me devuelvan mi dinero porque eso no es justo. Nos estafaron”.





  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada