Estudian en doble jornada en Norcasia por obras inconclusas


En las aulas del colegio San Gerardo María Mayela, de Norcasia, hablar de elefantes blancos se volvió común. En especial porque el debate se centró en la construcción inconclusa en la institución.


A las obras les destinaron $2.369 millones para construir 22 aulas y beneficiar a 560 estudiantes. Paula Andrea Manrique, estudiante de grado once, pide que la construcción finalice bien y a tiempo: "Estamos muy inconformes, respecto a las demoras, porque llevan más de un año y medio. Los avances no llegan al 50%. No hay laboratorios y son indispensables para poner en práctica el conocimiento de ciencias, biología y química".


Comentarios como estos ponen en escena las dificultades que tienen los alumnos y maestros para cumplir con su derecho a la educación, en buenas condiciones de ambientes escolares.


Recordaron que Norcasia fue golpeada por la violencia ante la presencia que hubo de la guerrilla y los paramilitares. El 35% de los estudiantes son integrantes de familias víctimas del conflicto armado.


Wílmar Herrera, exalcalde de Norcasia, expresó: "Han pasado 10 reuniones y actas de compromiso con representantes de la firma portuguesa Mota Engil, y dos escritos a la Contraloría. No hemos tenido frutos, solicitamos que se reintegre el dinero o se haga la sesión del contrato unilateralmente a una empresa local, pues el recurso está, pero esta empresa no cumple".


Clases afectadas


Los horarios de clase pasaron a doble jornada en los grados noveno, diez y once. Según los estudiantes, en horas libres asisten a los cursos de bilingüismo, formación con el Sena y los profesores rotan, un mes trabajan en la mañana y otro en la tarde. Estudiar en las tardes es complicado por el calor en las aulas.


Anny Michell Roa, egresada, afirma: "No hay aulas adecuadas, estamos utilizando una sede de primaria y no hay salones suficientes para todo el bachillerato. Me gradué insatisfecha al saber que no se terminaron las remodelaciones, porque nos queríamos graduar en el colegio donde estudio desde grado sexto y donde aprendí. Fue un sueño inalcanzable para la promoción de bachilleres 2019".


Leonardo Andrés López, rector, cuenta que le preocupa que no se ven los avances en la construcción. "En la sede uno llevamos aproximadamente dos años, el primer plazo era para marzo del 2019. Se implementó la doble jornada para mitigar un poco, pero siendo conscientes de que en las tardes la temperatura puede subir a 40 0 42 grados centígrados, se suma que las aulas son deficientes para crear ambientes adecuados de labor educativa".


"Se cumple con el derecho a la educación, trabajamos a doble jornada y los directivos cumplimos hasta 12 horas de trabajo para acompañar a la comunidad educativa incluyendo la Jornada nocturna. Lo hacemos con amor y gusto", rector Leonardo Andrés López.


1 vista
  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada