EN ESCUELA DE CHINCHINÁ, TRABAJAN PARA REDUCIR EL PELIGRO ANTE EVENTUALIDADES NATURALES


Minimizar los riesgos ante posibles emergencias es la meta de la comunidad educativa de la escuela Eduardo Gómez Arrubla, en Chinchiná, con las asesorías del personal de la Jefatura de Gestión del Riesgo, Medio Ambiente y Cambio Climático de Caldas.

Integrantes de esta dependencia visitaron hoy las instalaciones del plantel educativo, con el fin de atender la solicitud que hicieron las directivas para aprender más sobre cómo reducir los peligros a los que pueden estar expuestos los cerca de 300 estudiantes del lugar.

Blanca Inés Castaño, docente de Ciencias Naturales, quien apoya el programa de gestión del riesgo de la institución, explicó que es fundamental este tipo de acompañamiento del gobierno departamental, ya que las recomendaciones de profesionales en la materia aseguran la tranquilidad de niños, docentes y padres de familia. Además, les permite ser más competentes para enfrentar riesgos naturales o antrópicos.

Andrés Felipe Bedoya, estudiante del grado undécimo, contó que han realizado varios simulacros para la preparación frente a las amenazas y la vulnerabilidad. “Activan la sirena como si hubiera sismo o incendio. Con especies de dramatizados nosotros aprendemos cómo actuar en estas situaciones, lo que es muy importante para cuidarnos y cuidar la vida de las personas del sector o de nuestras familias”, añadió el alumno.

La rectora de la institución, Limbania Pérez Velásquez, considera importante que la mitigación del riesgo sea un asunto cotidiano en las aulas para los niños y jóvenes, quienes deben estar seguros. Por esto, su institución no ahorra esfuerzos para aprovechar las herramientas y recomendaciones que les ofrece el gobierno departamental. Asegura que de esta manera también se mejora la calidad de la educación.

2 vistas
  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada