El Eln busca colarse del Chocó a Venezuela

POR: OLGA PATRICIA RENDÓN M. La expansión del grupo ilegal le permitió consolidar un corredor de movilidad por toda la franja norte. El Eln está cumpliendo una de sus metas en el norte del país: conectar sus tropas en Chocó con las que tiene en Catatumbo, Arauca y Venezuela, lo que históricamente se ha conocido como la Ruta Libertadora, y que le permitiría pasar de un lado a otro armas, drogas, dinero y combatientes en caso de “presiones y apuros” militares. La Defensoría del Pueblo viene siguiéndole la pista a la expansión elena, que ha pasado casi desapercibida, y ha dado cuenta de ello en 24 alertas tempranas emitidas entre 2018 y 2019, que involucran los municipios de la también denominada “franja norte”, en los cuales ha demarcado los riesgos para la población civil a lo largo de las rutas que atraviesan ese corredor.

Desde antes de la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc (a finales de 2016), la presencia del Eln estaba consolidada en la parte media y sur de Chocó, el Nordeste antioqueño, el sur de Bolívar, Cesar y Catatumbo (en Norte de Santander), entonces había tres regiones que se interponían en su aspiración: el Urabá, el Occidente antioqueño y el Nudo de Paramillo, que eran territorios dominados por las Farc y por el Clan del Golfo. “Se presume que uno de los principales objetivos de la estrategia expansiva del Frente de Guerra Occidental del Eln es avanzar en la habilitación de un corredor de movilidad, y la obtención de control sobre las rutas ubicadas entre la costa pacífica de Chocó hasta el extremo de la frontera oriental con Venezuela, atravesando Antioquia, la región del sur de Bolívar, Norte de Santander (el Catatumbo) y Arauca”, dice la Alerta Temprana 27 de 2019, emitida para Frontino y Urrao. Como los tres vacíos se daban en Antioquia, lo que buscó la guerrilla fue conectar al Frente de Guerra Occidental, que opera en Chocó, con el Frente de Guerra Darío Ramírez Castro, con presencia en el Nordeste Antioqueño y el Bajo Cauca. Para ello se movilizó por el Suroeste y el Occidente: “La consolidación de dicho corredor se expresa en el avance paulatino del Frente de Guerra Occidental del Eln por la carretera Quibdó-Medellín y la subregión de Medio Atrato, territorios fronterizos con dichas subregiones, hacia los municipios de Urrao, Frontino, Dabeiba y Uramita”, señala la Defensoría.

El Eln busca colarse del Chocó a Venezuela Pero, de acuerdo con el Ministerio Público, la expansión de la insurgencia no se reduce a la simple presencia para garantizar la movilidad. Supone también una consolidación que se da a nivel regional en su componente político y militar, y su vinculación a la cadena productiva del narcotráfico y la explotación ilegal de recursos naturales que se desarrolla a lo largo de este corredor. “Para tal propósito, se prevé el posible establecimiento de acuerdos tácticos con otros grupos y estructuras armadas”.

0 vistas
  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada