Desarticulamos dos organizaciones delincuenciales dedicadas al hurto y la extorsión en Cali.

Su economía criminal superaba los 800 millones de pesos mensuales.

En acción coordinada entre la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación se efectuaron 28 diligencias de registro y allanamiento en diferentes sectores de la capital vallecaucana, donde fue posible capturar a 30 integrantes de las organizaciones delincuenciales “El Socio” y “Los Culebros” dedicadas al hurto de motocicletas, personas, residencias, extorsión y homicidio de sus víctimas en medio de los atracos. Su modus operandi principalmente se daba bajo la modalidad de atraco a personas en toda el área metropolitana de Cali, perfilando personas con joyas vistosas a quienes abordaban con armas de fuego en vías públicas o al interior de establecimientos comerciales. En su prontuario también se registran hechos de hurto a residencias a las que ingresaban, amordazaban a los residentes y extraían enceres, cajas fuertes y electrodomésticos, entre otros. En los casos de atracos a personas, el delincuente que materializaba el hurto era recogido en motocicleta y cuadras más adelante abordaba un automóvil con los elementos hurtados para así burlar el control de la Policía, ante la alerta dada de un hurto cometido en moto. Sus integrantes desde tempranas horas se distribuían por la ciudad para atracar transeúntes; una vez materializaban algunos hechos, se apoyaban para cometer el hurto de motos y servir como observadores de motocicletas hurtadas, que dejaban por lapsos de 3 a 5 horas en vía pública, hasta confirmar que no contaran con sistemas de seguimiento satelital. El hurto a motocicletas, especialmente de alto cilindraje, era el eje de su actuar delincuencial. Las acciones se llevaban a cabo en semáforos en rojo, tras largos periodos de seguimiento o al momento del ingreso a las viviendas; en la mayoría de los casos las víctimas eran atacadas a disparos dejando como resultado tentativas de homicidio y lesiones personales. Luego de los atracos con éxito, procedían a 3 líneas de comercialización: venta a precios inferiores a los del mercado en Cali y municipios cercanos, “desguazado” para venta por partes y finalmente, el cobro para recuperación, en un estilo de extorsión relámpago. En esta última modalidad, contactaban vía telefónica a los propietarios para devolvérsela exigiendo sumas entre los 2 a 7 millones de pesos, dependiendo del valor comercial. Estos delincuentes monitoreaban también las redes sociales para contactar a víctimas que publicaban el hecho, ante lo cual un “negociante” les expresaba no hacer parte de la organización, pero si poder ubicar a los delincuentes, sirviendo como intermediario en la entrega de la moto y el pago de lo acordado. Al interior de las estructuras se definían roles como: marcadores, seguimiento de víctimas, conductores, campaneros y tomaban fuerza los “Gatos”,  menores entre los 15 y 17 años instrumentalizados por los cabecillas para abordar a las víctimas y movilizar armas, bajo la premisa de “No caer a la cárcel por ser menores de edad”. Con el actuar de tres hermanos y la esposa de un integrante de la organización, quien en su papel de madre, ocultaba armas en el coche de su hijo de 4 años quedó al descubierto la asociación de familiares en estas actividades delincuenciales. Las capturas se efectuarán por los delitos de concierto para delinquir, hurto agravado y calificado, extorsión, homicidio y uso de menores en la comisión de delitos. Estas personas, cuentan con amplio prontuario delictual, incluso 2 de ellos con prisión domiciliaria. De forma paralela, la operación permitirá afectar sus economías criminales, mediante la extinción de dominio a inmuebles adquiridos en su actividad delictual y de vehículos utilizados para los diferentes hechos. Este es un resultado más de la estrategia nacional “Todos Contra el Hurto”, en la que además fueron devueltos a sus propietarios, víctimas de estas estructuras, 12 vehículos y ocho motocicletas recuperadas en diferentes planes de prevención y control. El comando de esta unidad policial continuará atento a los requerimientos de la ciudadanía e invita a la comunidad a que aporte información que contribuya a derribar los flagelos de la delincuencia. Para tal fin pueden escribir al correo electrónico fuentes.mecal@hotmail.com o comunicarse al celular 3116253670, la línea de emergencia 123 o 156 de la Red de Cooperantes, en donde profesionales de policía garantizan completa confidencialidad.

1 vista
  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada