Contundente golpe a la subestructura Alfonso Cano en el sur del Tolima.




Tres capturas, entre ellas, la de dos cabecillas, y la recuperación de un menor de edad, señalados de pertenecer a la Subestructura Alfonso Cano. En una operación coordinada, conjunta e interinstitucional desarrollada en la vereda El Limón, corregimiento de Gaitania, municipio de Planadas, tropas del Gaula Militar Tolima, orgánicos de la Sexta Brigada, con la Fiscalía Especializada contra Organizaciones Criminales, el Comando Aéreo de Combate No.4 y la Policía Nacional, lograron la captura tres sujetos, entre ellos, dos cabecillas, y la recuperación de un menor de edad, señalados de pertenecer a la Subestructura Alfonso Cano que delinque en el sur del Tolima. Este frente guerrillero tiene filiación al Grupo Armado Organizado residual, GAO-r, Segunda Marquetalia que incursionó a finales de 2019, en el sur del departamento, con la intención de expandir sus capacidades armadas, enmarcadas en el desarrollo de actividades extorsivas, inteligencia delictiva y reclutamiento de personal, incluyendo menores de edad. Es importante resaltar que sostienen un direccionamiento estratégico de los cabecillas alias Iván Márquez y Jesús Santrich, quienes pretenden cohesionar todas sus estructuras hacia el centro del país. La operación militar dejó como resultado una afectación significativa en el subsistema mando y control del GAO-r Segunda Marquetalia, al lograr la captura de dos sujetos que serían importantes cabecillas designados a retomar áreas históricas de las extintas Farc en la cordillera Central. De acuerdo con las autoridades competentes, alias Carlos, exintegrante de las extintas Farc, en el 2013 fue capturado por el delito de porte y tráfico de arma de fuego, en el 2019 ingresó al GAO-r Frente Alfonso Cano, designado como integrante de la comisión armada; seguidamente, en el 2020 fue nombrado cabecilla de la comisión armada y, actualmente, estaría realizando constreñimiento a la población civil de los diferentes municipios del sur del Tolima. Alias Fabián, exintegrante de las extintas Farc, en el 2019 ingresó al GAO-r Frente Alfonso Cano como cabecilla de la comisión de finanzas, actualmente sería el encargado de la captación ilícita de dineros para esta estructura, por medio del recaudo de cuotas extorsivas a pobladores prestantes de la zona rural y urbana de los diferentes municipios del sur del departamento del Tolima. Alias José, en el 2019, ingresó al GAO-r Frente Alfonso Cano como integrante del componente redes de apoyo a estructuras residuales (RAER), al parecer cumplía funciones de inteligencia delictiva en la zona rural y urbana de los diferentes municipios del sur del Tolima, para realizar actividades de proselitismo armado, seleccionar objetivos para extorsionar y adelantar inteligencia delictiva. Igualmente, en el desarrollo de la operación, las tropas incautaron un fusil R15 cal 5,56 mm, 6 proveedores para fusil R15, un revólver cal 38, una escopeta de repetición cal 12, una pistola traumática, 2 cartuchos cal 7.62 mm, 396 cartuchos cal 5.56 mm, 8 cartuchos cal 38 mm, 5 cartuchos de fogueo, 5 cápsulas calibre 12, 10 celulares, 2 radios marca Motorola, una SIM Card, 3 memorias usb, un kilogramo de marihuana, 2 chalecos multipropósito, un camuflado tipo desierto, 2 hamacas, 2 agendas, una pava, 200 documentos de censo para el cobro de extorsiones, un maletín, 2 letras de cambio por 2 millones de pesos cada una, y alrededor de 200 panfletos alusivos a la Subestructura Alfonso Cano. Los 200 panfletos al parecer iban a ser distribuidos a diferentes víctimas del área general del municipio de Planadas y Rioblanco, con el fin de amedrentar y extorsionar a la población con una suma de dinero que oscilaba entre 5 y 20 millones de pesos. Los capturados y el material fueron dejados a disposición de la Fiscalía 164, por los delitos de concierto para delinquir con fines extorsivos, porte y tráfico de armas fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares. Por otra parte, el menor de edad fue puesto en custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Este importante resultado operacional ayuda a contrarrestar los factores de inestabilidad, las economías ilícitas y posibles atentados contra la vida y libertad personal de los tolimenses. Los 6400 soldados de la Sexta Brigada del Ejército Nacional están comprometidos con la consolidación de la tranquilidad del territorio.

2 vistas0 comentarios