Continúan las desapariciones en Caldas


20 personas, hasta ayer, habían sido reportadas como perdidas ante el Grupo de Desaparecidos de La Fiscalía, con sede en Manizales, durante enero.


Los casos más recientes fueron los de una menor, de 14 años, de Villamaría, a quien hallaron en la madrugada de ayer en el centro de la capital caldense. La llevaron hasta la puerta del colegio, pero nunca entró a clase. La vieron abordar un colectivo, en compañía de otra adolescente.


El otro, el de Gerardo Augusto Torres Arbeláez, de 35 años, perdido luego de salir del hospital San Isidro, de donde fue dado de alta. Sufre de esquizofrenia

Según el Grupo de Desaparecidos, de esos 20, 9 continúan sin regresar a casa: Bresman Stiven Aguilar Vélez, Santiago Serna Vásquez, Karianyela Daniela López González, Karianni Deesire López González, Juan David Muñoz González, Gerardo Augusto Torres Arbeláez, Rubiela Aguirre Varón, William Andrés Escobar Tabares y Alquivar Noreña González.


Al mirar las cifras anuales de desaparecidos, la mayor cantidad corresponde a adolescentes, especialmente entre los 15 y 17 años. Un informe de la Policía indicó que las desapariciones voluntarias se dan por problemas familiares, académicos, sentimentales, por diversión de fin de semana, consumo de alucinógenos y falta de control de los padres.


Anotó que en los últimos ocho años en Colombia se registraron 4.230 desapariciones voluntarias de menores: al 51% los encontraron con vida, 47% siguen perdidos y a los restantes (2%) los hallaron muertos.


Atosigados

El psicólogo y docente de la Universidad de Manizales José Fernando Vélez Trejos manifestó que muchos adolescentes no se sienten en casa, sino en una cárcel, donde no los dejan ser ellos mismos, por lo que miran la opción de volarse.


"Algunos lo hacen por la ausencia de esa figura de autoridad legal, que en este caso serían el papá y la mamá, quienes creen que estar en la vivienda es suficiente, pero no les hacen a sus hijos preguntas como para dónde va, con quién y qué va a hacer. Para los menores es importante sentir esa presencia, esa preocupación, que son importantes. Un padre que pregunta genera presión positiva".


Añadió que otros huyen porque para ellos es jarto sentirse atosigados, que nos los dejan respirar. "Me leyeron toda la vida libros de natación, pero no me dejan meter a la piscina. Los papás deben revisar cómo ejercen ese papel de autoridad", expresó.


La ruta de búsqueda

Para los menores de edad existe una ruta de búsqueda diferente. Incluye consulta con Medicina Legal para verificar si ha fallecido, el lleno de un formato para verificar circunstancias de la ausencia y características morfológicas de la persona.


Entrevista con quien hace el reporte e indagación en secretaría de salud, hospitales, albergues, estaciones de Policía, ICBF, análisis de cámaras, entre otros.


Consulta de bases de datos telefónicos, seguimiento a información financiera, verificación de personas capturadas o detenidas, indagación del contexto personal, cruce de datos, contacto permanente con la familia, interceptación de líneas, entre otras. A veces se vuelve un desgaste, porque la persona desaparece por su propia voluntad y no se comunica.


Con información de La Patria

19 vistas0 comentarios