Con operación aérea se mantiene vigilancia en sitios de especial protección y vías del Meta.


Helicóptero Black Hawk UH-60 del Comando Aéreo de Combate No. 2 de su Fuerza Aérea Colombiana mantiene máximo alistamiento para sobrevolar áreas naturales protegidas, ubicadas en el oriente colombiano, con el fin de que las tripulaciones realicen verificación visual de las zonas afectadas por delitos ambientales y continúen la estricta vigilancia en vías principales de esta región. Las tripulaciones despliegan operaciones aéreas de manera permanente en busca de lugares afectados por las mafias de la deforestación y el acaparamiento de tierras, manteniendo desde el aire, la seguridad en Parques Nacionales Naturales como el de la Serranía de la Macarena, sobre infraestructura vial y energética, entre otros puntos de alta importancia. Estas misiones de reconocimiento y vigilancia se realizan con el ánimo de combatir las acciones criminales que los grupos armados realizan, las cuales dejan como resultado la destrucción de miles de hectáreas de bosques, la extorsión de nuestros campesinos y la muerte de ciudadanos inocentes. Así, su Fuerza Aérea Colombiana continuará empleando todas sus capacidades para combatir en cualquier punto de la geografía de nuestro país, la deforestación, la minería ilegal, el acaparamiento de tierras y cualquier otra actividad al margen de la ley que ponga en riesgo a los colombianos y su patrimonio

2 visualizaciones0 comentarios