CERCA DEL 92% DE LAS SEDES EDUCATIVAS EN CALDAS SE UTILIZAN PARA EL REGRESO A CLASES.


Este martes 6 de julio se dio inicio al segundo semestre escolar en Caldas y la gran mayoría de instituciones prestó el servicio educativo con algún grado de presencialidad. Según el secretario de Educación del departamento, Fabio Hernando Arias Orozco, aunque en el país se tiene un estimado del 15% de instituciones que no cumplen con los requisitos para regresar a las aulas, Caldas estaría por debajo de la media nacional con solo un porcentaje del 8% de sedes educativas que no podrían abrir sus puertas para el regreso a clases.

Es decir que el 92% de las sedes educativas de las instituciones públicas de la entidad territorial Caldas cumplen condiciones para aplicar los protocolos de bioseguridad, que permiten tener la presencialidad, según los espacios de los establecimientos educativos. Sin embargo, esto no quiere decir que estarán todos los estudiantes el mismo día, ya que se debe tener en cuenta el aspecto del distanciamiento mínimo de un metro o metro y medio, que les indica a los rectores cuántos estudiantes y en qué jornadas recibirán las clases en presencialidad. El secretario envío un mensaje de agradecimiento a directivas y docentes que han entendido la dinámica y han permitido tener de nuevo una sincronía con sus estudiantes.

El funcionario explicó que la presencialidad solo se dará en las instituciones que cumplan condiciones, y se está recepcionando con las administraciones municipales cuáles son aquellas que necesitan adecuaciones. Entre tanto, los directivos docentes deben crear estrategias para garantizar la educación, algunos ejemplos son el traslado de estudiantes a otras sedes que sí estén en condiciones o prestar el servicio en casa con guías o planes de datos, mientras se suplen las necesidades.

Igualmente, el secretario anunció que ya se han hecho visitas de inspección y vigilancia a sedes educativas que presentan algún grado de abandono, pues las directivas también deben velar por la infraestructura y salvaguardar los inventarios, como en el caso de la sede Juan Pablo II de la Institución Renán Barco en La Dorada, donde se ha solicitado investigación por el descuido de la infraestructura que fue entregada en óptimas condiciones hace pocos años. A su vez se trabaja en los presupuestos para que entre la Institución, el Municipio y el Departamento se puedan hacer las adecuaciones.

Por último, resaltó que las directivas nacionales para garantizar el regreso a clases son dirigidas a gobernadores, alcaldes y rectores, es decir, que cada uno desde sus instancias debe aportar al cumplimiento de protocolos y a las adecuaciones correspondientes, pues se contó con cerca de un año para que directivos planearan la presencialidad y expusieran sus necesidades ante las administraciones para hacer ejecuciones. Entre las acciones están la dotación de elementos de bioseguridad y el programa Por los niños manos a la obra, con más de dos mil intervenciones, que hoy permiten el 92% de espacios adecuados para la presencialidad.

3 visualizaciones0 comentarios