CAYÓ EL GRUPO DELINCUENCIAL “PIAMONTE” EN PENSILVANIA


La Policía Nacional en Caldas, en un trabajo articulado con la Fiscalía General de la Nación, Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, logró la desarticulación de un grupo delincuencial denominado ‘Piamonte, integrado por ocho personas dedicadas al tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.


La oportuna denuncia de la comunidad y de los funcionarios del centro penitenciario del municipio de Pensilvania, manifestando que al parecer existía un grupo de personas dedicadas al tráfico de estupefacientes y que además estarían ingresando estupefacientes al interior de la cárcel, permitió una acción contundente por parte de las autoridades para erradicar esta problemática.


Es así, que se inició una ardua investigación y labores de inteligencia desarrollada durante seis meses por los uniformados de la seccional de investigación criminal SIJÍN, quienes lograron recolectar elementos materiales probatorios y evidencias físicas suficientes para intervenir 6 viviendas donde supuestamente se almacenaban, dosificaban, y expendían estupefacientes en el municipio de Pensilvania.


Las actividades de policía judicial permitieron conocer de manera detallada roles y los integrantes de ese grupo delincuencial, donde sus principales cabecillas conocidos como el “Duende y Caballo” cumple una condena en el centro penitenciario de esa localidad, por el delito de tráfico de estupefacientes, al parecer desde allí estos dos sujetos seguían delinquiendo e impartiendo órdenes a las personas en exteriores que sirven como enlace principal para coordinar el tráfico de estupefacientes, conocidos como la “Pato y Patada” estas dos personas según las investigaciones se encargaban de almacenar y distribuir el estupefaciente que era enviado desde el municipio de Manzanares, en vehículos de servicio público o mediante encomiendas con el fin de evadir el control de las autoridades.


Seguidamente se encargaban de distribuir el estupefaciente a sus colaboradores en especial a una mujer conocida como “Lorena” quien era la responsable de abastecer con droga al “duende y caballo” al interior de la cárcel, al parecer se introducía las sustancias estupefacientes (Marihuana, Bazuco y Cocaína) en sus partes íntimas con el fin de evadir los controles ejercidos por el personal de guardias.


Durante las diligencias de registro y allanamiento 6 personas con edades entre los 18 y 34 años, fueron capturadas por orden judicial las cuales son conocidas como (Toña, Efraín, Marcos, Lorena, La Pato y Patada, además de 2 en flagrancia, el Mono y la Flaca) de igual forma se logró la incautación de 7 celulares, 1 gramera e importante cantidad de estupefacientes.


Esta organización delincuencial tenía injerencia directa en el municipio de Pensilvania, donde tenían puntos estratégicos para la comercialización y expendio de la droga, lugares hasta donde llegaban consumidores tanto del casco urbano como rural, al igual que para los internos del centro penitenciario.


Los indiciados fueron presentados ante la autoridad judicial competente, durante la celebración de las audiencias preliminares no aceptaron los cargos y cuatro de sus integrantes fueron cobijados con medida de aseguramiento intramural en centro carcelario, dos más con medida domiciliaria y los otros dos, que fueron capturados en flagrancia quedaron en libertad pero continúan vinculados al proceso.


Es importante resaltar, que al interior del centro penitenciario se realizaron 8 imputaciones, a los demás integrantes del grupo delincuencial quienes al parecer estarían comercializando estupefacientes dentro de la cárcel.


Finalmente la Policía Nacional en Caldas, continuará concentrada en contrarrestar las acciones delincuenciales por parte de los grupos de delincuencia común que vienen afectando la tranquilidad en el departamento. Este es el resultado de la priorización de algunos sectores que requieren mayor atención por parte de la institucionalidad en materia de seguridad y convivencia ciudadana. La Invitación a la ciudadanía es para que continúen apoyando a la institución denunciando oportunamente cualquier acto delictivo a la línea 123 o al número del cuadrante.

8 visualizaciones0 comentarios