Campesinos se unen para pedir condonación de deudas en Pensilvania (Caldas)


Los caficultores de San Daniel, del corregimiento Arboleda (Pensilvania) y de veredas del norte del Tolima conformaron el Grupo de amnistía de las deudas de pequeños campesinos.


Absalón Arias, defensor de Derechos Humanos, y los líderes campesinos Nelson Díaz y Sergio Aristizábal lideran la iniciativa que busca adelantar reuniones y conversatorios para lograr que Finagro alivie o condone sus deudas e intereses, ya que muchos de ellos están atrasados en el pago.


La petición la hacen, después de un alivio que lograron en el 2014 cuando se beneficiaron 650 deudores de Pensilvania y 120 mil en todo el país.


También hacen parte 32 líderes campesinos del oriente de Caldas, el Grupo Semillas, defensores de Derechos Humanos y defensores de la Ciudadanía.


Sector agropecuario


Según los deudores atrasados, no se trata de alivios de la deuda para los campesinos que adquirieron casa, carro o moto, sino solamente para créditos destinados al sector agropecuario. Ellos manifiestan que han cumplido con sus obligaciones, pero por la pandemia no se han puesto al día.


“Hemos trabajado y luchado, algunos han logrado abonar al crédito, pero sigue la deuda y con los intereses cada día crece más y más. Por eso necesitamos alivios en intereses y deuda porque de lo contrario podríamos estar en peligro de perder nuestras fincas”, afirmaron algunos caficultores de la vereda Sebastopol, durante la reunión en el Teatro Pantágoras, en la plaza de Pensilvania.


Búsqueda de soluciones


En la conversación, los campesinos dijeron que buscan soluciones para reactivar el campo con una política agropecuaria que favorezca a los pequeños y medianos cultivadores, que abarque a 4 mil 200 familias campesinas que tiene el municipio.


Absalón Arias afirmó que quien no conoce sus derechos es como si no los tuviera y que los campesinos de la región son dignos y trabajadores que responden por sus fincas y familias, pero que se encuentran en una situación difícil. “No pedimos que nos regalen, sino que nos devuelvan una mínima parte de los impuestos que pagamos por todo”, señaló.


En la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes fue radicado un proyecto de ley para alivio de deudas de hasta un 70% del capital y la totalidad de los intereses.


Reunión


Los líderes Arias, Díaz y Aristizábal señalaron que desde el año pasado tuvieron reuniones en Bogotá con el Fondo de Solidaridad Agropecuaria (dependencia del Ministerio de Agricultura), el procurador delegado para asuntos agropecuarios y de tierras, representantes de la Contraloría, de Finagro y del Banco Agrario.


Algunos de estos encuentros se interrumpieron por la pandemia. En los últimos meses se han realizado reuniones virtuales.


Campesinos


Benjamín Santa, vereda San Juan: Los intereses son muy altos y por eso es excelente si nos ayudan desde el Gobierno. A duras penas uno puede ir pagando los intereses. Los bancos están enfocados es por lo de ellos y no por colaborarle a uno.


María Dioselina Castro, vereda Guacas: Si nos quitan las fincas por la deuda, con qué vamos a vivir. Mi deuda es vieja porque la guerrilla nos hizo salir de la finca y cuando volvimos ya todo estaba acabado y no nos hemos podido recuperar.


Sergio Aristizábal, líder campesino de la vereda La Florida: Los campesinos no pagan porque no tienen con qué y no resisten más. A los ricos con créditos el Gobierno les condona la mitad y los menos favorecidos somos nosotros los pequeños caficultores.


Tomado de La Patria

1 visualización0 comentarios