Caldas, más cerca de ser un departamento libre de minas


El Batallón de Desminado No. 2 continúa en Caldas con la entrega de municipios libres de sospecha de minas antipersonales. El lunes, en un evento en la Plaza de Bolívar, se anunciará que Manizales, Pácora, Aguadas y Anserma cuentan con la certificación de ser territorios seguros.


En abril, el mismo batallón hizo un anuncio similar, cuando celebró que Salamina, Supía, Risaralda y La Dorada estaban libres también.


Trabajo


La labor del Batallón de Desminado se divide en estudios no técnicos y estudios técnicos. Los no técnicos, que son la primera fase, consisten en llegar al municipio o a las veredas, con previa autorización de las autoridades municipales, y entrevistar puerta por puerta a la comunidad, explicó el capitán Wilmer Rico, del Batallón de Desminado, con base en Chaparral (Tolima).


"Nuestros hombres ingresan a las veredas, van a cada vivienda y toman contacto con la comunidad. Les preguntan si existe algún temor o sospecha de minas o si se sabe de algún caso de una víctima que no figure en los expedientes", explicó el capitán.


Si de los testimonios sale información que demuestre que la zona está en riesgo, se pasa a la fase dos, los estudios técnicos.


"Se demarca el sector con cinta de peligro, de acuerdo con estándares determinados y se envían 13 hombres que realizan la labor de buscar minas centímetro a centímetro. Un soldado puede hacer en un día 10 metros cuadrados de desminado. Es una labor extensa, difícil, que alarga el proceso", aclaró Rico.


Caldas no ha tenido mayores inconvenientes con minas antipersonales. Por lo menos los cuatro municipios que se declararán como libres de sospecha de minas no necesitaron la segunda fase, estudios técnicos, para demostrar su seguridad. Bastó con la revisión de los expedientes y con los testimonios de la comunidad.


Incluso hay otros que no necesitaron investigación, como Aranzazu, porque no tienen reporte de minas: "Podemos decir que ese municipio no necesita intervención", concluyó el capitán Rico.


En contraste, Samaná es el municipio más complicado. En 10 años de labores, aseguró el capitán Rico, se han destruido cerca de 550 artefactos explosivos, entre minas y municiones. Por lo difícil, aún no terminan los estudios técnicos en ese municipio.



10 vistas
  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada