Caldas, entre las regiones con más roya en el país


Caldas es el cuarto departamento de Colombia con el mayor índice de roya en el país, según un informe de la Federación Nacional de Cafeteros.


El sondeo sanitario lo realizó el Servicio de Extensión, entre el 15 de enero y el 5 de febrero.


El mayor indicador del hongo lo reportó Quindío (15%), seguido por Huila (10%), Valle del Cauca (8%) y Caldas (7%). La tasa nacional es del 6,2%.


El gerente de la Federacafé, Roberto Vélez Vallejo, recordó que el problema está asociado a las áreas sensibles al hongo, sembradas en Caturra o Típica por ejemplo.


17% es susceptible


Si bien el país tiene un 83% de cafetales sembrados en variedades resistentes, caso de Variedad Colombia, Castillo y Cenicafé1, el 17% restante aún cuenta con variedades susceptibles, lo que equivale a 110 mil hectáreas, la mayoría de pequeños cultivadores.


Aunque la infección en el promedio nacional es baja (6,2%), cuando se miden solamente las variedades no resistentes, el reporte de infección alcanza el 22,3%, alto y preocupante.


Otro agravante es que los ingresos de los productores pueden reducirse entre el 25% y el 50%, según el grado de afectación, ante la reducción en el volumen de la cosecha, a lo que se suma el deterioro de la calidad.


Por el oriente de Caldas


El Comité de Cafeteros explicó que en Caldas, el mayor problema está en el oriente. De las 7 mil 902 hectáreas que son susceptibles en todo el departamento, el 43,8% (3 mil 460 hectáreas) se concentran en esa zona.


En Manzanares el índice es del 43%, del 28% en Pensilvania, 25% en Marquetalia y 17% en Samaná.


Luis Fernando Giraldo, líder departamental de Extensión del Comité de Cafeteros, aseguró que esto es un llamado de atención para que los cultivadores que aún tienen variedades en riesgo, realicen un monitoreo y control de la enfermedad, apoyándose en el servicio de extensión.


Destacó que la ventaja es que de las 63 mil 51 hectáreas sembradas en Caldas, el 87,5% es resistente (55 mil 149).


Mayor control


El gerente de la Federacafé recordó que Colombia ha sido campeona en el control de roya. Sin embargo, advirtió que el hongo sigue mutando y por eso la necesidad de la Federacafé y del Centro Nacional de Investigaciones del Café (Cenicafé) de buscar y mantener el foco para que haya mayor tranquilidad y nuevas variedades resistentes.


"Hay que tener claro es que si el ataque está por debajo del 6% no hay ningún daño económico. Este se genera cuando se llega a esos indicadores tan altos".



No es una epidemia nacional


El gerente técnico de la Federacafé, Hernando Duque, sostuvo que en medio de la dificultad no se trata de una epidemia nacional, sino de fincas, municipios y departamentos donde el cafetero tiene que poner más atención y control.


Sostuvo que el servicio de extensión iniciará las visitas de control, lote a lote, con el fin de iniciar la aplicación de fungicidas y determinar las estrategias, según las temporadas de cosechas. "No es grave a nivel país, pero sí en muchos lotes, y por esta razón hay que ponerle cuidado a esos problemas puntuales".


El gerente insistió en el riesgo de que los cafeteros siembren variedades como el Catimor, de Centro América y la Lempira 98, de Honduras, sensibles a la roya. Hoy el país tiene cerca de 10 mil hectáreas en este tipo de variedades.


Duque destacó la meta de renovar este año 85 mil hectáreas con variedades resistentes y de calidad, unas 2 mil más contra las 83 mil 204 que se mejoraron en el 2019.


La roya en Colombia


El hongo apareció en el país por primera vez en 1983. Entro a Colombia por Chinchiná (Caldas), en la Hacienda Calamar. Pertenecía a Jaime Restrepo Mejía, sucesor de Casa Lúker y Presidente del Comité Departamental de Cafeteros de Caldas.


Medidas


1. La más eficiente y económica es renovar con variedades resistentes recomendadas, como Castillo o Cenicafé 1.


2. Registrar las floraciones, hacer monitoreo constante para definir el inicio y el nivel de daño y, según la etapa del cultivo, acordar junto con el extensionista el control con fungicidas, protectores o sistémicos.


3. Si el cafetal es joven, realizar el control químico.


Fuente La Patria

2 visualizaciones0 comentarios