CALDAS AVANZA EN EL CAMINO DE LLEVAR MAYOR BIENESTAR A LAS COMUNIDADES INDÍGENAS.


Gloria Johana Guerreo Salazar, del resguardo Escopetera y Pirza, de Riosucio, está feliz porque por fin se le hizo realidad su sueño de tener casa propia y digna. Dicha alegría la reflejó con lágrimas y con la voz entrecortada, cuando narró cómo durante años esperó este regalo y recorrió varias comunidades indígenas en busca de un techo.

Esta caldense es beneficiaria de una nueva vivienda construida mediante el programa de Bloqueras Comunitarias, en el cual las familias participan en la elaboración de bloques de cemento y en la construcción de las casas.


“Agradecer al Padre Celestial por este día que quedará marcado en la vida de mi familia. Tener casa es un sueño hecho realidad, fue mucha la espera por este regalo tan maravilloso, que nos costó mucho trabajo. Agradecerle al gobernador Luis Carlos, al alcalde y al gobernador del resguardo. Esta es una alegría muy grande, ojalá que llegue a más familias”, expresó.

Por su parte, el gobernador del resguardo, Diego Ferney Bañol, resaltó la gestión de las autoridades indígenas y la Gobernación de Caldas para la entrega de viviendas que mejoran la calidad de vida de los habitantes.


“Este es un trabajo mancomunado entre las administraciones y las comunidades indígenas. Agradezco, en nombre de la comunidad, a la Gobernación, en cabeza del doctor Luis Carlos Velásquez, y a la Secretaría de Vivienda de Caldas, por ese trabajo y esa voluntad para empezar el año con estos programas que seguro llegarán a muchas familias”, añadió Bañol.

Más felicidad en otro resguardo


La Revolución de la Vivienda también llegó al resguardo Nuestra Señora Candelaria de La Montaña, en Riosucio, donde la familia de Alba Lid Melchor, de la comunidad Aguacatal, tiene un techo digno gracias al programa de Vivienda Prefabricada.

“Me siento muy feliz porque de verdad es un logro que nunca pensé alcanzar, nunca pensé que este sueño se me hiciera realidad. Doy gracias a quienes siempre me han apoyado, a la Gobernación de Caldas y los gobernadores de la comunidad. Ya tengo un hogar digno para mis hijos y para mí. Siempre anhelé esto porque anduvimos mucho de lado a lado, esto es muy lindo, antes andábamos rodando. Hoy la felicidad mía es mucha”, manifestó durante la entrega de la vivienda.

Javier Alonso Salazar, gobernador del resguardo, destacó el trabajo articulado de las comunidades indígenas con el gobernador de Caldas. “En nuestro territorio logramos nueve viviendas con bloqueras comunitarias, alabamos el compromiso del gobernador para mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad”, indicó.


A la entrega asistió la secretaria de Medio Ambiente del departamento, Paola Andrea Loaiza Cruz, quien pertenece a las comunidades indígenas de Riosucio. “Cuando uno camina los territorios de los resguardos se identifican las necesidades, una es el déficit de vivienda. Participar en estas entregas da mucha alegría porque es saber que las familias van a tener mejor calidad de vida con un hogar digno. Se nota el trabajo interinstitucional de la Gobernación y el cabildo, para que el sueño se materialice. Es una satisfacción grande que el gobernador nos haya delegado para participar en este proceso”, dijo.

De esta manera y mediante esfuerzos conjuntos de alcaldías, comunidades y Gobernación de Caldas, se logra que los hogares materialicen sueños, sigan creyendo y avancen como familias y como sociedad.

2 visualizaciones0 comentarios