Cadena perpetua, a un paso de ser aprobada por el Congreso


Tras un álgido debate la Comisión Primera del Senado aprobó en séptimo debate, con 13 votos a favor, el proyecto de acto legislativo que busca imponer la cadena perpetua revisable a los 25 años a los abusadores y asesinos de niños.


La discusión estuvo pasada por voces a favor y en contra, como la del senador del Polo Democrático, Alexander López, quien finalizado del debate y tras no haber participado del mismo, por considerar que estaba recusado, dejó una constancia y cuestionó el proyecto.


"Con la aprobación de esta reforma constitucional se estará elevando el riesgo de los niños, las niñas y adolescentes colombianos, puesto que quien cometa abuso sexual en su contra, podrá decidir cometer un homicidio y posterior desaparición para evitar la imposición de la pena máxima aquí aprobada. Por lo anterior, estoy absolutamente convencido de la inconveniencia, ineficiencia, ineficacia de este acto legislativo y de sus efectos negativos sobre la integridad y seguridad de los niños", dijo el senador López.


Otras voces salieron en defensa del proyecto, como el coordinador ponente, Miguel Ángel Pinto, quien, además, negó que la iniciativa vaya a beneficiar a personas como Rafael Uribe Noguera.


" Otro de los temas que se ha dado y que a mi me genera escozor cuando lo escucho (...) es decir que personas como Garavito o como Rafael Uribe Noguera van a salir libres a los 25 años por conducto de este proyecto, eso no es cierto. Cuando se establece una revisión de los 25 años para el tema de la resocialización del condenado, tiene que ver exclusivamente para aquellos que sean sancionados con la prisión perpetua, para ellos es que se establece un proceso de revisión desde el punto de vista exclusivo de la resocializacion y no para todos los penados hoy en Colombia", explicó Pinto.


En medio del debate fueron negadas dos ponencias que buscaban archivar el proyecto, una de ellas era del senador Roy Barreras, quien aseguró que se trata de una iniciativa inconstitucional.


" Este proyecto no protege a niños y niñas, hace daño a niños y niñas porque los revictimiza y los condena a potenciales homicidios. Condena a las familias colombianas al riesgo de que sus adolecentes sean castigados con cadena perpetua. Es inconstitucional, viola tratados internacionales, es ineficaz, destruye el sistema penal colombiano y la política criminal. No sirve a nadie pero daña a todos", señaló el senador Roy Barreras en su exposición de la ponencia negativa.


El acto legislativo pasa a octavo y último debate en la plenaria del Senado, y debe ser aprobado antes del 20 de junio o de la contrario se hunde.

4 vistas0 comentarios