Autoridades piden disciplina colectiva para bajar presión a la red de salud


De acuerdo con los más recientes informes, Manizales y Caldas han mantenido una ocupación de camas UCI que supera el 90% en las últimas semanas, y en la capital caldense el 74% de esta de las unidades corresponden a pacientes COVID, lo que mantiene a la red de salud en alerta permanente ante el colapso del sistema y la demanda permanente de pacientes en estado crítico.


“Estamos hablando de que el comportamiento de la COVID-19 está presionando cada vez más, todo el sistema de atención, tanto en el servicio de urgencias, como en el servicio de cuidado crítico. Convocamos a toda la comunidad manizaleña para que mantengamos de alguna manera una concentración en nuestros hogares, evitamos salir al máximo. No hay un toque de queda, no hay un pico y cédula, pero lo que hay es una gran capacidad de disciplina de toda la comunidad”, resaltó Carlos Humberto Orozco Téllez, secretario de Salud de Manizales.


De acuerdo entonces con las estadísticas que se tienen en este momento en la capital caldense, hay un 20,4% de positividad en las pruebas, lo que significa que el virus sigue activo y con mucha fuerza, por lo que el uso del tapabocas, la distancia social, los espacios ventilados y el lavado constante de manos, se convierten en la manera más eficiente de cuidar la vida, ante las reacciones que la COVID-19 puede tener en cada uno.

2 visualizaciones0 comentarios