ALIANZA PÚBLICO PRIVADA PARA LA EDUCACIÓN EN CALDAS REFLEJA RESULTADOS POSITIVOS


81 jóvenes microempresarios rurales, 213 en proyectos de empresarismo, 410 en conexión laboral con empresas de las regiones y 810 con proyectos de café como empalme generacional son algunos logros de la alianza público privada del Programa Educación para la Competitividad.

Durante comité directivo se dimensionó el impacto del programa en el Índice de Competitividad Departamental con las diferentes estrategias, pues aunque la alianza es reconocida por los procesos escolares como Escuela Nueva y Universidad en el Campo, también se trabajan líneas como empresarismo, microempresarios rurales, conexión laboral y empalme generacional. Estas permiten desarrollar dinámicas socioeconómicas en las regiones al lograr que los jóvenes se queden en sus localidades.

Según análisis del Índice Departamental de Competitividad 2018, en el que Caldas quedó en la tercera posición, el Programa Educación para la Competitividad contribuyó en los pilares de: instituciones, sostenibilidad ambiental, educación superior y capacitación, eficiencia de los mercados, sofisticación y diversificación e innovación y dinámica empresarial.

La coordinadora de Proyectos de Educación de la Corporación para el Desarrollo de Caldas, Gloria Sorany Pérez Bedoya, dijo que una vez los estudiantes culminen su ciclo tecnológico con la universidad, se vinculan a la estrategia de empresarismo. Allí inician un plan de negocio, o en la mayoría de los casos maduran los proyectos familiares y se les brinda un financiamiento.

Luego, escogen a aquellos que cumplen estándares e indicadores para hacer microempresas, que en la mayoría de los casos ya generan empleos directos e indirectos en las regiones. Según los análisis, los 81 microempresarios rurales trabajan en proyectos agrícolas, pecuarios, agroindustriales y agroturísticos. Los municipios con más microempresarios rurales son Samaná, con 24, y Riosucio, con 10.

Igualmente, de los estudiantes que terminan su técnico o tecnológico de universidad en el campo se han logrado vincular en la estrategia de conexión laboral 410 jóvenes. De ellos, 274 son en empresas de la región y 136 en fincas cafeteras.

Por otro lado, desde el ciclo educativo muchos jóvenes deciden trabajar en las fincas de sus padres, por lo cual se creó la estrategia de empalme generacional, a la que pertenecen 810 jóvenes.

El microempresario rural de Aguadas Norbey Medina Franco dio un mensaje de esperanza a los jóvenes rurales y explicó que su proyecto se trata de ayudar mujeres cabeza de hogar para que tengan ingresos extras mostrando el proceso de fabricación del sombrero aguadeño a los turistas que llegan al municipio.

1 vista
  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada