Academia Nacional de Medicina dice despenalización del aborto debió limitarse a semana 14


La Academia Nacional de Medicina (ANM), afirmó que a pesar de ser un organismo consultor y asesor del Gobierno y que en anteriores oportunidades han presentado conceptos ante la Corte Constitucional en temas relacionados con la interrupción voluntaria del embarazo, no fue tenida en cuenta en la más reciente decisión de la despenalización del aborto hasta la semana 24 de gestación.


La academia apuntó que la decisión de la interrupción del embarazo a la semana 24 es muy amplia, al considerar que esta debió haberse fijado en la semana 14.


“Respecto a la reciente determinación de la Honorable Corte Constitucional de despenalizar sin restricciones el aborto hasta la semana 24 de gestación, la Academia Nacional de Medicina hubiera encontrado conveniente la medida, si la fecha límite para autorizar el procedimiento no hubiese sobrepasado la semana 14 de gestación”, sostuvo.


Y agregó que “en esta ocasión, la Academia Nacional de Medicina no fue consultada”. Además recalcó que, tras este fallo bajo ninguna circunstancia el médico podrá ser obligado a actuar como agente causal del aborto y, para este efecto siempre será respetada la objeción de conciencia.


Es pertinente recomendar a los médicos que tengan en cuenta lo establecido en el artículo 17 de la Ley 1751 de 2015 (Ley Estatutaria de Salud), que establece: “Se garantiza la autonomía de los profesionales de la salud para adoptar decisiones sobre el diagnóstico y tratamiento de los pacientes que tienen a su cargo. Esta autonomía será ejercida en el marco de esquemas de autorregulación, la ética, la racionalidad y la evidencia científica>>, explicó.


Apuntó que al ser este un hecho cumplido, la Academia se siente obligada a hacer algunas recomendaciones encaminadas a la atención integral de la salud del binomio madre-hijo, cuando se enfrenta el dilema de la interrupción voluntaria del embarazo; pero también se requiere orientar a los médicos que estén de acuerdo con el mandato de la Corte.


“Se recomienda desarrollar políticas de Salud Pública que favorezcan la prevención de embarazos no deseados, mediante programas de educación sexual, fácil acceso y disponibilidad de métodos anticonceptivos”, dijo el médico Germán Gamarra y la Junta directiva de la Academia Nacional de Medicina.


Apuntó que “el Sistema de Salud debe disponer de rutas de atención preferencial que incluyan consulta preconcepcional, planificación familiar, atención prenatal temprana e información sobre el derecho de la mujer para la interrupción voluntaria del embarazo según lo previsto en las Sentencias de la Corte”.


Dijo además que se debe brindar una atención y asesoría psicológica previa y posterior a la interrupción del embarazo.


“Se debe informar sobre la existencia de alternativas que brinden la posibilidad de preservar la gestación y asumir la crianza o dar en adopción al recién nacido”, manifestó.


Pidió tener el consentimiento informado de la mujer, donde quede en evidencia la decisión libre y voluntaria.


“El médico está obligado a informarle de manera amplia, veraz, oportuna y comprensible, todo lo relacionado con el procedimiento a realizar y los riesgos inherentes al mismo. Además, la interesada será advertida sobre la posibilidad de revocar libremente su consentimiento en cualquier momento”, destacó.


La Academia Nacional de Medicina, dijo además, que en el marco de la orientación y asesoría no se podrán imponer valores o creencias, juzgar o intentar convencer a la gestante para inclinar su decisión en uno u otro sentido.


“Cuando se trate de la interrupción voluntaria del embarazo de menores de 14 años o personas con capacidad mental disminuida, será preciso, además de la manifestación de su voluntad, el consentimiento expreso de sus representantes legales”, sostuvo.

3 visualizaciones0 comentarios