A mujer le robaron identidad y ahora está en problemas


La pesadilla de Diana Carolina Martínez Gómez empezó en abril de este año cuando recibió una llamada de la empresa de Telecomunicaciones Tigo en la que le cobraban una mora de $116 mil por un plan que supuestamente había adquirido.


Ella al desconocer de qué hablaban, no prestó atención y colgó. "Pensé que era equivocación por parte de ellos, sin embargo siguieron las llamadas de cobro", contó.


Después no fue Tigo quien llamó, sino el banco Colpatria. En la comunicación también le hablaron de un saldo en mora por un producto que había adquirido por $1 millón 600 mil. Ahí sí empezó a preocuparse.


Vueltas


El viacrucis real empezó cuando se quejó ante las empresas que la llamaban a exigirle los pagos. En las dos entidades la respuesta fue que los productos los adquirió por medio de llamadas telefónicas.


Según la mujer, interpuso un reclamo en Tigo y exigió cotejar la voz de la persona que solicitó el servicio con la suya, pues todas esas llamadas, tal como lo indican al principio, deben ser grabadas para efectos de calidad.


El 23 de agosto le respondieron de la empresa que validada la información, encontraron inconsistencias que los lleve a pensar en una suplantación en la adquisición de la línea el 11 de abril. En el correo electrónico le respondieron con unos audios que están en un formato desconocido. Posiblemente Tigo posea el programa para abrirlos sin problema, pero Diana Carolina no los pudo escuchar.


También fue a la sede del banco en Manizales. "Me hicieron llenar unos formatos, una plana de mi nombre completo, firmas con ambas manos y me tomaron huellas de todos los dedos. Al final me dijeron que harían las respectivas investigaciones y que esperara la respuesta", explicó Diana Carolina.


Denuncia


El lunes 26 de agosto fue a la Fiscalía a denunciar la falsedad personal, allí aseguró que ni en Tigo ni en Colpatria ha adquirido servicios. Aseguró que "Tigo de manera arbitraria y sin hacer el cotejo de mi voz con la de la grabación, me comunica que debo ponerme al día con los pagos de la línea, que está en mora desde el 31 de mayo".


Para empeorar la situación, estando en la Fiscalía se enteró de una denuncia en su contra radicada ante un juzgado de la localidad de Puente Aranda, de Bogotá, por abuso de confianza, interpuesta el 18 de mayo. "Me tomó por sorpresa porque la última vez que fui a Bogotá fue en enero de 2009", dijo Diana Carolina.


Esa denuncia, presume Diana Carolina, tiene origen en el alquiler de un carro, también a su nombre, que se efectuó en el aeropuerto El Dorado de Bogotá.


"Pensando en qué podría ser la causa de la denuncia, me acordé de una llamada que recibí de un supuesto investigador de la Fiscalía en junio, antes de que todo pasara. Me preguntó por mi nombre y al saber que hablaba conmigo me dijo que me llamaba para hablar del carro que yo había alquilado y que no había regresado", recordó Diana Carolina.


Le respondió que nunca había alquilado un carro. Ante las amenazas del sujeto de citarla ante el ente acusador, Diana aseguró que se presentaría, sin pensar que fuera cierta la amenaza. "Pensé que era una broma de mal gusto o una extorsión. Pasé por alto la llamada, pero guardé el número para no contestar si me volvía a llamar".


Al mes, cuando ya sabía que tenía una denuncia en su contra, se comunicó con el número que la llamó y el hombre le contó detalles: "Me dijo que ellos tenían todos los documentos, tarjetas de crédito y firmas".


El investigador, que resultó ser de la empresa de alquiler de carros y no de la Fiscalía, también le contó algo que la dejó más asustada aún: los que le suplantaron la identidad y robaron la camioneta de alta gama alquilada, estarían cometiendo más en Bogotá. El supuesto investigador le dijo que iba a hablar con la jueza encargada y que se comunicaba después con ella.


El hombre nunca volvió a aparecer, por lo que Diana Carolina envió un derecho de petición al juzgado para saber los detalles de la denuncia que pesa en su contra y contando también lo que ha vivido tras la suplantación de la que es víctima.


"Me preocupa bastante que estén usando mis datos personales, que los bancos, las compañías de telecomunicaciones y las de alquiler de autos suelten productos sin verificar la verdadera identidad de sus clientes", reflexionó la mujer que también puso el caso en conocimiento de la Superintendencia de Industria y Comercio.



Ya ha pasado


Se tiene registro de dos antecedentes sobre suplantación de datos personales en Caldas:


Diciembre de 2018: La Sijín de Manizales, tras 15 días de investigación, capturó a 12 delincuentes que se dedicaban a suplantar información personal de docentes del magisterio y a hurtar con eso dinero en bancos y cooperativas. Las autoridades identificaron que realizaron al menos 50 suplantaciones, con las que robaron cerca de $1.000 millones. Identificaban a sus víctimas en las bases de datos del magisterio y averiguaban capacidad de endeudamiento para proceder con el delito.


Junio de 2017: 11 docentes de Filadelfia, Viterbo, Villamaría y Marquetalia también fueron víctimas de suplantación. Dos personas provenientes de Bogotá intentaron sustraer $60 millones de una cooperativa a nombre de los profesores, pero fueron capturados en flagrancia por la Policía.



Cuidado


La Policía Nacional da estas recomendaciones para evitar la suplantación de identidad y los delitos que pueden ocurrir desde la web:


* Compre en sitios web conocidos y que gocen de buena reputación.


* Active las notificaciones de sus tarjetas bancarias para controlar sus transacciones.


* Evite abrir enlaces y anuncios que lleguen a su correo electrónico.


* Verifique las ofertas y no suministre datos personales por teléfono.


* Después de hacer compras online, revise que todos los cargos de su cuenta estén bajo control, si alguno le resulta sospechoso, informe a su banco.


* Cerciórese de comprender las políticas de uso y privacidad de los sitios web desde los cuales realiza sus compras.


* Utilice barreras de seguridad como la doble autenticación en sus cuentas de uso personal, con esto bloquea los accesos abusivos de los delincuentes.

0 vistas
  • White Facebook Icon
  • Instagram - White Circle

© 2019 By Voz de La Dorada