500 PERSONAS DE LA ZONA RURAL DE SAMANÁ SE BENEFICIARON DURANTE JORNADA DEL EJÉRCITO NACIONAL


Con un recorrido por el Oriente caldense, los soldados del Batallón de Infantería N. °22 Batalla de Ayacucho, adscrito a la Octava Brigada, desarrollaron una Jornada de Apoyo al Desarrollo, en articulación con la Gobernación de Caldas, el Sena, la Alcaldía de Samaná y la Fundación Manitas de Amor y Bienestar.

El secretario de Gobierno de Caldas, Jhon Jairo Castaño Flórez, señaló: “seguimos acompañando a la comunidad de la vereda El Congal, llegamos con diferentes servicios, con el fin de brindarles una mejor calidad de vida. Con el apoyo del Ejército Nacional y del Sena, buscamos fortalecer el tejido social de las personas que habitan esta zona. Desde la Administración Departamental continuaremos apoyando estas iniciativas”.

Durante la jornada, cerca de 300 personas se beneficiaron de consultas médicas en sus diferentes especialidades y 26 recibieron la vacuna contra la COVID-19. Además, en asistencia veterinaria se logró atender a 45 animales. Por otra parte, en asistencia humanitaria se entregaron prendas de vestir a 280 personas, 107 mercados y 67 niños recibieron juguetes.

“Aun en estos momentos difíciles para la humanidad no paramos de trabajar, ni escatimamos esfuerzos en articular acciones para preservar la vida de nuestro pueblo. La idea es llevar un mensaje de acompañamiento a las comunidades caldenses, donde el Ejército Nacional cumple una función muy importante y es mantener la seguridad y contribuir a la reconstrucción del tejido social. Llegar con una voz de aliento hasta esas poblaciones lejos de los centros para que, con las autoridades municipales y departamentales, podamos lograr que cada municipio tenga un mejor desarrollo, y su gente, una mejor calidad de vida”, aseguró el teniente coronel Eduar Mauricio Delgado Hernández, comandante del Batallón de Infantería N. °22 Batalla de Ayacucho.

Eliécer Londoño Cardona, presidente de Acción Comunal de la vereda El Congal, recordó que su vereda en el 2002 fue totalmente quemada y la población se vio obligada a abandonar sus tierras. Agradeció la voluntad de todos y la articulación interinstitucional, que ha logrado tener El Congal reconstruido en el 70%. “Las instituciones creyeron en nosotros, que queríamos volver. Estamos felices, hemos vivido muchas cosas lindas aquí con el acompañamiento de los soldados del Ejército Nacional y un sinnúmero de entidades que nos han apoyado”, dijo Eliécer.

Finalmente, el comandante del Batallón Ayacucho, en presencia de las autoridades civiles y comunidad samaneña, entregó al presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda, el escudo de armas como símbolo del acompañamiento del Ejército Nacional en todas las comunidades, sobre todo las rurales y las más vulnerables.

1 vista0 comentarios