125 CASOS DE HEPATITIS REGISTRÓ CALDAS EN LOS ÚLTIMOS TRES AÑOS.


Producida por un virus y con gran riesgo para la salud humana, la hepatitis B, C y D son consideradas como enfermedades de transmisión sexual por intercambio de sangre o algunos fluidos corporales, y ataca más frecuentemente a personas que no usan preservativo en sus relaciones sexuales y que tienen diferentes compañeros con quienes comparten este tipo de actividades íntimas.


A propósito del tema y en conmemoración del Día Internacional de la Hepatitis, la Dirección Territorial programó para este miércoles 28 de julio, a partir de las 08:00 a.m., el foro departamental La Hepatitis no da espera, con la participación de especialistas y profesionales de la salud. Allí se tratarán diversos temas referentes a esta enfermedad, por lo que se invita a todos los actores del sistema a que asistan de manera virtual a este importante evento.


La profesional de apoyo de la Línea de Enfermedades de Transmisión Sexual, Luz María Estrada, indicó: “cualquier tipo de hepatitis, por ser un virus, puede presentar sintomatología de una virosis: fiebre, malestar general. Además, se tienen algunos síntomas que son más característicos, como son el tinte amarillento en la piel, en las mucosas de los ojos, palmas de las manos y plantas de los pies, orina de color oscuro, entre otros, aunque no siempre hay sintomatología, pues la mayoría de los casos de Hepatitis B y C son asintomáticos”.


Frente a las recomendaciones para prevenir esta enfermedad, la profesional señaló: “en la ruta de promoción y mantenimiento de la salud tenemos que en la edad de 18 a 28 años se debe hacer una prueba rápida de Hepatitis B cuando existe algún antecedente de riesgo, como la no utilización del condón. Además, a los mayores de 50 años se le debe hacer al menos una prueba para detectar Hepatitis B o C y proceder así a activar las rutas de atención”.


Desde la Dirección Territorial de Salud se ejecutan diversas acciones encaminadas a prevenir y detectar casos activos en la población de alto riesgo, considerada como candidatos a presentar este tipo de enfermedad. Estas acciones son la búsqueda activa de pacientes que tengan esta patología; implementación de rutas de atención; y asistencia técnica, capacitación y asesoría a las diferentes instituciones de salud, EPS y Direcciones locales de Salud sobre normatividad vigente para atención de esta enfermedad.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo